granola sin gluten

15 recetas de panes y postres low carb

Las bolsas de cereales en casa vuelan… ¡no duran ni dos días! Y tampoco es que los cereales tipo muesli o granola sean muy baratos. Ni sanos. A veces llevan todo tipo de aceites y azúcares que no necesitamos tomar. Así que hace ya un tiempo, me puse a probar recetas y comencé a hacer un granola o muesli casero sin gluten. Es muy sencillo de hacer y lo mejor de esta receta es que puedes adaptarlo a tus gustos y preferencias.

Empezaré por recordarte que la avena debe ser sin gluten. Es difícil de conseguir pero no imposible! Estos son los copos de avena que suelo comprar yo y lo bueno es que te lo traen a casa. Con esta misma avena podemos hacer el Porridge o Avena sin gluten.

Si no puedes tomar avena sin gluten o si no lo encuentras, también lo puedes hacer con copos de quinoa o de trigo sarraceno y queda riquísimo.

Vamos a necesitar un aceite; yo utilizo aceite de oliva suave (el del tapón rojo), pero puedes usar aceite de coco o cualquiera que estés acostumbrado a utilizar. También vamos a necesitar un edulcorante; yo suelo usar miel o un buen sirope de arce. Para darle sabor, vamos a usar especias; nos encanta con canela, con una buena canela. También se puede añadir nuez moscada (sólo un poco), clavo…

Además llevará frutos secos y frutas deshidratadas. Lo mejor de esta receta es que  podemos elegir a nuestro gusto y si la cantidad nos parece poca (o mucha), lo ajustamos a los gustos de cada casa. En esta ocasión he utilizado nueces, anacardos y semillas de calabaza aunque se puede utilizar almendras (crudas) o semillas de girasol. Como frutas deshidratadas, las que quieras: coco, plátano, pasas, ciruelas…

Ah! y un truco final riquísimo: cuando se enfríe por completo, podemos añadir 1 cup de trocitos de chocolate o nibs de cacao y quedarán estupendos!

Para la elaboración de esta receta utilizo la medida americana:

taza = cup

cucharada = tablespoon

cucharadita = teaspoon

Es mucho más sencillo (y rápido) seguir las recetas americanas. El enlace es patrocinado. También podrías utilizar una taza grande o un vaso de agua ya que para la elaboración de esta receta es más importante las proporciones (y no tanto las medidas exactas como en el caso de la repostería).

Como veis es muy fácil de preparar y sale una cantidad bastante grande. En nuestra casa, ¡suele durar una semana! Para cualquier duda en la elaboración de esta receta, no dudes en contactarme y haré todo lo posible por ayudarte.

¿Quieres más ideas de desayunos sin gluten y sin pan?

granola sin gluten

Granola o Muesli casero sin gluten

Tiempo de preparación: 10 minutos
Tiempo de cocción: 20 minutos
Plato: Cocinar, Comprar, Desayuno, Dulces, Merienda, Muesli y Galletas
Palabra clave: avena, cocina sana, desayuno, dieta sin gluten, frutos secos, sin harina, VideoReceta
Raciones: 8 personas
Autor: Adriana

Ingredientes

Elaboración paso a paso

  • Encendemos el horno a 150º con calor arriba y abajo. Forramos la bandeja de horno con un papel de hornear.
    Como son muchos ingredientes, te recomiendo prepararlos todos en la encimera de la cocina para trabajar más rápido.
  • Mezclamos el aceite de oliva con la miel, la esencia de vainilla y la sal. Reservar.
  • En un cuenco grande, echamos los copos de avena sin gluten, el azúcar moreno, las semillas de lino y la canela molida (así como si queremos echar alguna otra especie).  Mezclamos bien.
    Añadimos los frutos secos y las frutas deshidratadas y mezclamos.
  • Por último, echamos la mezcla de aceite de oliva con la miel por encima de los copos de avena. Ahora debemos incorporarlo bien y mezclar hasta que veamos que todos los copos están impregnados y no se ven copos secos sueltos.
  • Horneamos durante unos 20 minutos, con mucha precaución de que los frutos secos y las frutas deshidratadas no se quemen o sino, dará un sabor amargo. Pasados los primeros 10 minutos, remover con cuidado la granola en la bandeja del horno para que se dore por todos lados.
  • Sacamos del horno y dejamos que se enfríe por completo antes de retirar el muesli de la bandeja del horno. Mínimo lo debemos dejar enfriar 1 hora.
    Si le quieres añadir chips de chocolate o nibs de cacao, mejor déjalo enfriar antes de añadir para que no se derritan.
    Una vez que se ha enfriado, lo podemos guardar en un bote de cristal. Está riquísimo con leche, con un yogur o con fruta.

Video

Tried this recipe?Let us know how it was!